12 Dec 2012

Las plataformas tecnológicas europeas son clave para impulsar la «política industrial» de la UE.

Las plataformas tecnológicas europeas (PTE) ya son un instrumento poderoso y podrían representar la solución concreta para impulsar una transferencia sostenida de nuevos conocimientos científicos a la verdadera cadena productiva. Además, son el terreno de juego principal para la competitividad de los sectores europeos manufacturero y de servicios en el contexto mundial. Se han esforzado por ejercer influencia en el contenido del Séptimo Programa Marco de investigación e innovación de la UE y los diferentes programas de trabajo. Actualmente están aportando información y propuestas a modo de contribución a los trabajos preparativos del Octavo Programa Marco.

Habida cuenta de la dimensión real y la importancia de las PTE en el contexto europeo, como organismos voluntarios y abiertos a la participación de todas las partes interesadas, es necesario asignarles un papel apropiado en la aplicación de la política industrial europea. Cabe destacar el papel fundamental que desempeñan estas plataformas en el desarrollo de medidas específicas que contribuyan a la innovación y el crecimiento sostenible. A este respecto, resulta esencial fomentar una mayor toma de conciencia sobre este instrumento entre las pymes innovadoras.

En este sentido, el Comité Económico y Social Europeo (CESE) ha publicado el Dictamen sobre “Plataformas tecnológicas europeas y transformaciones industriales” donde  reconoce que los sectores industriales vinculados a las PTE tienen una posición fundamental en la cadena de valor: muchas innovaciones dependen de procesos de base (industrias manufacturera y de transformación, silvicultura, robótica) y de los materiales (productos químicos, aceros, etc.).

El CESE pide una aplicación más eficaz del proceso de simplificación del marco reglamentario iniciado por la Comisión (incluida la participación en los proyecto de la UE), un mayor esfuerzo para reducir la fragmentación y la competencia entre iniciativas institucionales, una mejor coordinación de las políticas y un incremento de la visibilidad en el futuro a nivel institucional, con el fin de que las PTE sean más eficientes. El Comité considera además que deberían solventarse las dificultades de participación de las pymes mediante una evaluación comparativa constante con los ejemplos más acertados.

Las plataformas nacionales y regionales correspondientes reproducen la estructura de las PTE a nivel nacional. El CESE subraya que debería fomentarse y facilitarse un acceso complementario de las PTN a la especialización inteligente, con cargo a los Fondos Estructurales, a escala regional y nacional.

El CESE pide a las instituciones de la UE que se esfuercen por mejorar la cooperación internacional, con el fin de atraer los conocimientos mundiales más recientes, en interés de los procesos de explotación y comercialización dentro de la UE. Por otro lado, el CESE considera positivo el papel de las PTE como enlace para los instrumentos de innovación impulsada por la demanda que completa las acciones de I+D y acelera la comercialización. Las PTE también son fundamentales para la implantación de los resultados de I+D. El Comité pide que se haga un mayor uso de las acciones de coordinación y apoyo para generar colaboraciones dentro de la cadena de valor.

Las PTE también pueden tener una repercusión considerable en las cuestiones sociales y de sociedad, especialmente respecto de la re-orientación de los sistemas de enseñanza pública y de educación y formación profesionales de acuerdo con las necesidades de las industrias y los sectores manufactureros europeos.