¡Europa por fin tiene una estrategia en climatización!
17 Feb 2016

¡Europa por fin tiene una estrategia en climatización!

Al contrario de lo que se pueda pensar, de todo el consumo de energía de Europa, la mitad se la lleva la climatización (calefacción y refrigeración). No la generación de electricidad. No el transporte. Climatización.

Y estamos de enhorabuena, porque por fin Europa ha tomado cartas en el asunto y ya tenemos a nuestra disposición la Comunicación de la Comisión sobre la Estrategia Europea sobre Climatización que se publicó ayer.

Dado que la climatización (calefacción y refrigeración) consume más de la mitad de la energía en Europa –y además gran parte de la misma se malgasta en sistemas ineficientes–, desde la Comisión Europea se ha elaborado esta estrategia a través de la cual se establece la climatización eficiente y sostenible como una clara prioridad para la UE, no solo como vía para reducir la dependencia energética de la Unión, sino para abaratar los costes de los sistemas de climatización y para avanzar en la línea que exigen los compromisos medioambientales asumidos en la COP21 de París.

Esta estrategia pretende proporcionar el marco que permita integrar sistemas eficientes de climatización en las políticas energéticas europeas, fundamentalmente impidiendo las pérdidas de energía de los edificios, maximizando la eficiencia y la sostenibilidad de los sistemas de climatización, apoyando la eficiencia en los procesos industriales y aprovechando las ventajas de la integración de la climatización en el sistema eléctrico. Estas soluciones se articularán en las normativas y revisiones normativas que se vayan publicando próximamente en el seno de la Unión.

Veréis que la estrategia se desarrolla en un documento de 13 páginas en el cual se indica que el 50% del consumo de energía final de la UE se corresponde con fines para climatización, del cual, el 45% se consume en el sector residencial, el 37% en el sector industrial y el 18% restante en servicios.

edificios sectores

La Comisión considera que cada sector tiene potencial para reducir sus demandas térmicas, para incrementar la eficiencia energética de sus sistemas y para sustituir los combustibles tradicionales que emplean actualmente por fuentes renovables (solar, biomasa y geotermia, principalmente). Asimismo, se hace un análisis de las barreras que representa la rehabilitación de los edificios, la financiación disponible actualmente en la UE susceptible de ser destinada a los fines señalados antes, los sistemas de climatización existentes, la utilización de energía térmica en procesos industriales y la producción de calor y frío residual en los mismos (que generalmente no se aprovecha con fines térmicos). También aborda las sinergias que pueden establecerse con el sector eléctrico y los sistemas de climatización de distrito alimentados por renovables, las cogeneraciones y los edificios inteligentes.

Por último, la estrategia señala las herramientas y las soluciones que pueden plantearse. Indica claramente que dado que la climatización se produce localmente en mercados que se encuentran fragmentados, se debe actuar fundamentalmente a nivel local, regional y nacional, contando con una base normativa europea que dé sustento a las regulaciones pertinentes, pero pone el foco especialmente en la normativa propia. Entre otras cuestiones, la Comisión invita a los Estados miembro a:

  • sensibilizar a los consumidores sobre eficiencia energética en sus hogares,
  • estimular la adopción de las recomendaciones sobre auditorías energéticas en empresas y
  • apoyar a los agentes locales y regionales para mejorar su capacidad de financiación de las inversiones necesarias agrupando proyectos individuales en paquetes de inversión más grandes (iniciativas como el Fondo ELENA, Ciudades y Comunidades Inteligentes y el nuevo Pacto de los Alcaldes para el Clima y la Energía).

edificios domestico

Asimismo, concretamente para los edificios, como parte de la revisión de la Directiva Europea de Eficiencia Energética en los Edificios que corresponde llevar a cabo en 2016, la Comisión va a tratar de reforzar la fiabilidad de los certificados de eficiencia energética así como sus señales para las fuentes renovables:

  • Va a desarrollar un paquete de medidas para facilitar la rehabilitación de bloques de pisos,
  • va a promover la utilización de sistemas de eficiencia energética ya probados en edificios públicos tales como hospitales y centros educativos,
  • va a hacer que en las inspecciones periódicas de las calderas se proporcione información sobre la eficiencia del sistema existente y
  • va a facilitar la difusión de sistemas de certificación para edificios no residenciales.

En lo que respecta a los sistemas de climatización renovable, en las correspondientes revisiones de la Directiva Europea de Eficiencia Energética en los Edificios y de la Directiva Europea de Renovables, la Comisión va a tratar de fomentar la climatización renovable mediante un enfoque integral que acelere la sustitución de calderas obsoletas de combustibles fósiles por fuentes renovables, así como aumentar el despliegue de las energías renovables en las redes de climatización urbanas y cogeneraciones. También tiene previsto:

  • apoyar a las autoridades locales en la elaboración de estrategias para la promoción de energías renovables para calefacción y refrigeración
  • y la creación de un sitio web con herramientas que permitan comparar precios sobre los costes y beneficios de los sistemas de calefacción y refrigeración para toda su vida útil.

innovEn lo referente a innovación, la Comisión pretende incorporar en el SET-Plan la integración de los resultados de las mesas redondas sectoriales industriales en las iniciativas europeas de I+D, promover el calor renovable y residual mediante cogeneración, examinar nuevos enfoques para la calefacción de baja temperatura en la industria y desarrollar materiales avanzados y procesos constructivos industrializados. Asimismo, la Comisión confirma que las actividades de investigación, innovación y demostración financiadas por Horizon 2020 también apoyarán esta estrategia europea de climatización. Finalmente, en lo que respecta a la financiación, la Comisión pretende utilizar la iniciativa Smart Finance for Smart Buildings para facilitar la agregación de pequeños proyectos en paquetes invertibles, para alentar a los Estados miembros a establecer ventanillas únicas para las inversiones de ‘bajas emisiones’ (que incluyan servicios de asesoramiento, ayuda al desarrollo de proyectos y financiación de los mismos) y para alentar a los bancos a ofrecer productos adaptados a la rehabilitación de los edificios.

A pesar de que nos hubiera gustado que la estrategia fuera más contundente en lo que a la integración de renovables en la edificación y la industria se refiere, entendemos que el hecho de que –por fin y de una vez por todas– la sangría energética que suponen los usos térmicos de la energía para responder a las demandas de calefacción y refrigeración sea considerado por la Unión Europea como una prioridad, es suficientemente relevante como para permitirnos continuar trabajando en la promoción de la biomasa como alternativa energética eficiente y perfectamente viable en este ámbito.

Como siempre, desde BIOPLAT quedamos a vuestra disposición para lo que sea necesario.

A continuación os dejamos con toda la documentación:

Más información en este enlace.

Asoc europeas h&c

Actualización: la Asociación Europea de Biomasa (AEBIOM) ha publicado, junto con otras asociaciones europeas de climatización renovable, un comunicado conjunto: EU Heating and Cooling Strategy: Industry and local authorities join voices to request structural reforms in revised climate and energy legislation.


secretaria

BioplatBlog