24 Oct 2017

Censo de redes de calor y frío 2017: la biomasa vuelve a mostrar su liderazgo

La Asociación de Empresas de Redes de Calor y Frío (ADHAC) ha elaborado el censo de redes de calor y frío de 2017, este censo se realiza de forma ininterrumpida desde el año 2012 donde se incluyen tanto redes como microrredes.

La jornada comenzó con una beve presentación de la Asociación y el concepto de redes de calor y frio (DHC-District Heating and Cooling). Se enumeraron también los motivos de existencia de redes como vectores para incorporar tecnologías renovables como la biomasa. Estas redes son adecuadas para múltiples escenarios, también son eficientes implicando la reducción de la dependencia energética y el consumo fósil, además de los beneficios socieconómicos que implican, como la creación de empleo.

El estado de las redes a nivel mundial fue presentado, destacándose que hoy por hoy la mayor tecnología en redes es la cogeneración con un 67%. En Europa se cuenta con el 64,1% de redes de calor mundiales y el 4% del consumo de energía final proviene del reaprovechamiento energético para fines térmicos.

En el último censo se tienen 352 redes censadas, un 15% más que en el año 2016. La extensión de las redes supera los 600 kilómetros, y su utilización supone un ahorro de 224.000 toneladas equivalentes de CO2 al año. Cataluña sigue siendo la comunidad con mayor número de instalaciones, seguida de Castilla y León, Navarra, Comunidad de Madrid y País Vasco

En potencia instalada, se tienen 1.280 MW instalados, siendo las redes de calor y frío las que más potencia instalada presentan. De nuevo, Cataluña sigue siendo la comunidad con mayor potencia instalada, seguida de la Comunidad de Madrid. Estas dos comunidades junto con Navarra representan el 75% de la potencia instalada.

En la presentación del censo de este año, de nuevo, se ha puesto de manifiesto la gran acogida que tienen las redes alimentadas con biomasa en nuestro país: 3 de 4 redes de calor y frío consumen biomasa sola o en combinación con otras fuentes.

En términos absolutos las redes alimentadas con renovables (fundamentalmente biomasa) representan la mayoría de potencia, siendo el 75% de las mismas. Este porcentaje ha visto su aumento respecto al año pasado, evidenciando que las nuevas redes instaladas son renovables.

La presentación del censo está disponible para su descarga en el siguiente enlace.